22 julio, 2007

FACTOTUM

¡Ay, Bukowski, Bukowski!

Había oído maravillas de él.
“Si te gusta Miller, te gustará Bukowsky” “¡Oh! ¿En serio? Me encanta Miller”
Y ahí va, la ingenua de Anikaa, perdiendo los pantalones, corriendo a comprarse Factotum.

No hace falta ser un lince para colegir que estoy un poco decepcionada. No digo que no esté bien, pero me ha parecido que le falta algo… Creo que es un pelín aburrido. Una cosa es que la temática (ese hombre desencantado al que todo le importa un carajo: ni trabajo, ni familia ni nada que tenga que ver con lo socialmente estipulado) sea la de los Trópicos y otra, es que se mezclen churras con meninas. Tenía entendido que Bukowski era muy ácido y he visto que tampoco es para tanto. Aún encima esta novela se hace monótona, no hay sorpresas, no hay giros...

No he podido evitar partirme de risa interiormente al leer comentarios de gente que dice que está lleno de lucidez y que este libro les ha abierto los ojos. Todas las opiniones son respetables, cierto es, pero estas me han chirrado. A estas alturas sólo hay que tirar de manual para poder decir algo así y me suena a pseudointelectualismo chungo (sí, lo sé, soy una bruja. A veces la pequeña dictadora intolerante que llevo dentro me sale por los dedos, no puedo evitarlo. Debería ser más cuidadosa para tener más amiguitos)

Soy conciente de que Bukowski levanta pasiones y de que el 99.9% no estará de acuerdo con lo que estoy diciendo, pero yo lo veo claro: Bukowski imita a Miller y aunque no lo hace mal del todo, le falta la calidad literaria que Miller rezuma en todas sus páginas.

Hubo unas frases de la novela, con todo, que me parecieron muy buenas:

“Vagabundos e indolentes, todos los que allí trabajábamos sabíamos que teníamos los días contados. Así que andábamos relajados y aguardábamos a que descubriesen lo ineptos que éramos. Mientras tanto, vivíamos integrados en tal sistema, les dábamos unas pocas horas de honestidad y bebíamos juntos por las noches.”

A lo mejor lo que está pasando (hay que analizar todas las posibilidades) es que estoy dándome un atracón de este tipo de literatura y los excesos ya se sabe a dónde llevan. Averiguaré si se trata de esto en nada, porque me he comprado otro de Vian. Si Vian me cansa, entonces está claro que me pasado de la raya con el pobrecito Bukowski. Ya veremos. De todos modos, puede que algún día, después de muchos libros, me anime a intentarlo de nuevo. Quizás lo he juzgado precipitadamente.

P.D (en un susurro): o no...

4 comentarios:

aguacero ruidoso dijo...

Ya tengo nombre.
No parece que que te haya gustado en exceso "Factotum", o como bien dices que te estés impermeabilizando con tanto libro de temática parecida.Pero parecen tu debilidad
Ta vez un cambio de temas te vendría bien, pero ya se sabe que los géneros q a uno le gustan suelen gustarte siempre.
PD:Menudo ritmo de lectura llevas:)

Anikaa dijo...

:D:D:D:D Y menos mal, no era sin tiempo. A mí lo de leer me carga las pilas un montón,si no, van pasando los días y se me va formando una estúpida sensación de vacío. Bueno, no un vacío absoluto, no estoy tan colgada. Además, el estar aquí metida me permite ahorrar para comprar libros y creo que ya te he comentado que en el fondo lo de las bibliotecas... soy un desastre!!! Así que nada, tengo que aprovechar esta racha...

Prufrock Balcells dijo...

Hola!

(He llegado hasta aquí a través de Literatúrame.net)
Es verdad, Miller es mejor. Pero alejándonos un poco del campo de las opiniones Bukowski es un autor muy distinto. Quizá la temática sea la misma porque, esencialmente, se ocupan de la misma parte de la sociedad. Pero el desenfado de miller aquí es tragedia, la condición poética de miller aquí es crudeza. En cualquier caso, como dijo Duchamp en su epitafio: por otra parte, siempre se mueren los otros.

Anikaa dijo...

¡Hola!

(Yo acabo de enterarme de la existencia de literatúrame.net...)

Cuendo escribí el post no me gustó demasiado el hacerlo comprando a los escritores justo por eso, por lo distintos que me parecieron formalmente. Es una actutud muy chunga la de andar comparando, aunque a veces resulte muy tentador hacerlo. Claro que si elegí a Bukowski fue por las referencias que tenía de él. Y por ellas pensé que venía de la mano de Miller.

Respecto a lo que tú dices, tengo que decir que yo no he visto tragedia en Factotum, sino simplemente indolencia y quizas, esto debería meditarlo antes de decirlo, asepsia.

Pero de todos modos estoy juzgando (con bastante ligereza, por otro lado, que tampoco es que me tome estas cosas muy en serio, ni pretendo que nadie lo haga)un sólo libro, no toda la obra de Bukowski. Tal vez no llegó a mis manos el libro apropiado, lo cual sí sucedió con Miller (¡y vuelta a comparar!)Pero, insisto, fue azar. Si me llego a leer el Trópico de Capricornio antes que el de Cáncer, probablemente sólo me habría leído ese y actualmente no me gustaría tanto Miller. Es todo muy relativo...