23 septiembre, 2008

D. FOSTER WALLACE

No, no y no. Llevo ya una semana remoloneando para escribir este post y acabo de decidir que ya basta, esto no puede seguir así.
David Foster Wallace (como todo el mundo sabrá a estas alturas) se ha suicidado. Y yo le debía un post desde hace casi un año, cuando Mike me regaló Hablemos de langostas. A estas alturas todavía no sé muy bien qué decir. Ahora incluso menos, porque la noticia me ha dejado sin palabras. Era bastante joven, increiblemente culto, exitoso y por lo que he podido apreciar de una lucidez extremadamente divertida. Por desgracia a mí me venían un poco grandes las disertaciones sobre su odio hacia el incorrecto uso del inglés americano o la comicidad oculta de Kafka. Tampoco había leído Memorias del subsuelo (cosa que ya he hecho, por cierto, y con satisfactorios resultados) ni nada de Updike (es increíble lo bien que pone a parir Hacia el final del tiempo, su novela de ciencia ficción publicada en 1997, que se ha convertido en una de mis lecturas pendientes más retardadas en el tiempo. Ya quisiera para mí sus conocimientos, su buen saber hacer y su afilada lengua) Como decía, todavía no sé qué decir de este libro. Me pareció gracioso (el primer artículo especialmente) pero lo cierto es que no estaba preparada para entender muchas de las cosas de las que hablaba en él. Algunos artículos están demasiado centrados en la sociedad americana actual (claramente no critico esto, simplemente señalo que como consecuencia hay determinadas cosas que se me escapan.) Así que además de leer a Updike quiero leerme alguna novela de D. Foster Wallace, algo que sea más universal, por decirlo de alguna manera. Todo se andará.
No conozco prácticamente nada de su vida. Sólo lo que he leído estos días por ahí. Al parecer reflexionaba mucho y muy amargamente sobre lo pobre y mezquina que es la humanidad en general. Por lo visto esto le llevó a pedir hace años que lo ingreseran en algo así como una unidad para suicidas potenciales (información sin contrastar. A lo mejor hasta no es verdad) Pero si es así, la pregunta que me asalta es: ¿Cómo es posible comentar de forma tan divertida, arrancando risotadas incluso, algo que a uno le afecta hasta tal punto? Estoy tan sorprendida...
Cualquier muerte es trágica y no voy a decir que sienta esta concretamente más que la de ningún otro. No he llegado a admirarle en vida (por lo que ya he explicado) y no voy a exagerar ahora algo que no pasaba de mera curiosidad por su obra. Pero lo que sí me parece esta muerte es tremendamente sobrecogedora. Tremendamente.





6 comentarios:

Jorge López Fernández dijo...

Con esto de estar aislado en Coruña por los exámenes no me había enterado de su muerte, me la acabas de desvelar :S. No he leído ningún texto suyo, así que no estoy en posición de decir que lamente personalmente su muerte como artista, pero sí lo hago como persona.
No conozco el origen de su personalidad fuertemente depresiva, podía deberse a traumas personales, disposición genética o incluso a ciertos síndromes. La verdad es que la situación es preocupante, ya que el suicidio se ha convertido en la tercera causa de muerte en el mundo. Y no olvidemos que cada vez se adopta más el "modelo estadounidense" consistente en primero asesinar y después suicidarse (como decían en 'Yakuza' "cuando un japonés se viene abajo, cierra la ventana y se mata; cuando un americano se viene abajo, abre la ventana y mata a otro").
Es evidente que moral y emocionalmente algo falla en esta sociedad, y yo no estoy exento de ello tras dos intentos fallidos. Sigo pensando en ello, y la única conclusión a la que llego es a que la cada vez mayor individualización de la sociedad es una de esas causas. Pero tiene que haber más, evidentemente.
Al final será cierto que la crisis climática no nos matará, sino que lo haremos nosotros mismos, y antes de lo que pensamos. :(
Un post triste, pero necesario, porque es una realidad que creo que cada vez nos va a afectar más a todos, ya sea de modo personal o porque grandes personalidades caen en esa desgracia.
¡Besos! ;)

Francisco Machuca dijo...

Ha sido tremenda la noticia.Uno de los mejores escritores de la actualidad.Una pena.Yo también le he dedicado un post a Wallace,mi querida Anika.

Besos.

Anikaa dijo...

Frncisco:
;) Ya lo había leído, ya. ¡Y qué vergüenza me dió el mío en ese momento! Por cierto, ya me he leído los cuetos de Cheever (desde que me lo mencionaste habían caído un par de novelas (una de ellas Crónica de los Wapshot, oh, dios mío) pero ya por fin me he leído sus cuentos. Otra de mis deudas eternas contigo. Muchas gracias, como siempre :)

En cuanto a tí, Jorge... me dejas de piedra. Coincido contigo en eso que dices del individualismo, y añado que creo que es también extremadamente influyente (incluso que el individualismo creciente es una consecuencia de ello)la pérdida de ciertos valores. Por desgracia no lo tengo demasiado claro y no me entusiasma hablar de esto por temor a no expresar exactamente lo que quiero decir, y decir algo que no se corresponde con lo que pienso, pero voy a intentarlo: el hecho de ganar en libertad individual no se ha sabido encajar muy bien en algunos casos. Podría disertar largamente sobre lo que yo creo que son las causas (razonamientos que me dejan también sorprendida, porque hay algún punto "oscuro" que no va del todo con mi forma de pensar habitual) pero no considero que me corresponda, así que lo dejo aquí, esperando que los pensamientos también oscuros no lo sean demasiado para nadie.

Saludos!

Jorge López Fernández dijo...

¡¡FELICES FIESTAS Y FELIZ 2009 ANIKAA!!

Ya hace bastante que no actualizas, lo cual es una pena. Paso casi todas las semanas y no hay nada nuevo. :'(

Ahora que he retomado la lectura tras meses aletargada, dejas de escribir. XD
He dejado la narrativa apartada por un tiempo (desde The road, de McCarthy), acabé hace unos 10 días un libro sobre Scorsese, y ahora me dedico a Tim Burton. Tengo pendientes obras sobre Lynch y Kubrick, así que me espera un buen atracón de estudios sobre directores antes de volver a la literatura "de verdad". ;-)

Bueno, de nuevo te deseo feliz año, ¡y vuelve a escribir por el blog! :-)

Anikaa dijo...

Dicho y hecho. Espro escribir un post de verdad la semana que viene. Tengo uno a medias desde hace más de una semana... pero me cuesta, me cuesta :)
Feliz año a ti también!!
¿Te ha gustado McCarthy? A ese sí que le dan bola... y aburre a las piedras ¿o no? :)
Un saludo,cuidate mucho!!

Jorge López Fernández dijo...

Sólo me he leído esta obra de McCarthy, así que no te puedo opinar mucho sobre su estilo XD, pero no se me hizo un libro pesado, aunque tampoco sea de los más fluidos que he visto. Aún así es probable que lea alguna otra obra suya, para ver si el bombo que le están dando (sí, yo también vi No Country for Old Men y me encantó, ¿qué pasa? ;) ) está justificado o no. Aparte de que me pareció más que interesante ese universo post-apocalíptico, se me hizo una novela muy visual, cinematográfica. Mi pasión por el cine se convierte en obsesión, porque cada trozo de la novela me lo imaginaba rodado, con sus movimientos de cámara, fundidos y demás. Disfruté mucho con estas pajas mentales, lo que demuestra mi verdadera salud mental XDDDD.

Si conoces alguna obra de McCarthy que a tu juicio sea recomendable, o al menos la más recomendable de las suyas, pues la apunto y a ver si la encuentro cuando lea mis otros libros pendientes. :P

¡Besos!