13 octubre, 2007

PARA TODOS LOS PÚBLICOS

Conocí la existencia de William S. Burroughs a través de El almuerzo desnudo, de Cronenberg, la adaptación al cine de una novela “inadaptable” del, ahora lo sé, legendario escritor americano. Pensé vagamente que tal vez estaría bien leer algún otro libro suyo, por ampliar horizontes.
Pero lo pensé sin mucho entusiasmo.
Entonces empezaron a pasar los días, las semanas y, luego, los meses. Y de pronto volvía a estar husmeando en una biblioteca, buscando algo que ni siquiera puedo recordar, en esas estanterías atiborradas de libros de todos los tamaños y contenidos.
Buscando la referencia supuesta de mi libro olvidado vi otro de color morado bastante pequeñito. Y ya no vi nada más. Me pareció tan curioso que destacara de una forma tan insólita entre sus vecinos que me abalancé sobre él como si de churrasco se tratara.
Era Yonqui.
Esta novela tiene un estilo formal mucho más convencional que el resto de la mayoría de su obra. Lo dice bien clarito la Wikipedia. También dice que Burroughs consideraba al lenguaje (a su estructura más bien) la principal causa de la alienación humana (como mínimo es curioso) y por eso a partir de los años sesenta comenzó a experimentar con él. De ahí El almuerzo desnudo (menciono esta otra vez, porque es la única que conozco)
En efecto, Yonqui está escrita como la más cotidiana de las novelas. Lo cual me ha resultado muy grato, he de decir. Una muestra de ello:

“Esta es la pregunta que se plantea con más frecuencia: ¿qué hace que alguien se convierta en drogadicto?
La respuesta es que, normalmente, nadie se propone convertirse en drogadicto. Nadie se despierta una mañana y decide serlo.
(…)Uno se hace adicto a los narcóticos porque carece de motivaciones fuertes que lo lleven en cualquier otra dirección. La droga llena un vacío. Yo empecé por pura curiosidad. Luego empecé a pincharme cada vez que me apetecía. Terminé colgado. La mayor parte de los drogadictos con los que he hablado tuvieron una experiencia semejante. No empezaron a consumir drogas por ninguna razón en concreto. Quien nunca haya sido adicto no puede hacerse la idea de lo que significa necesitar droga con la tremenda intensidad de quién está enganchado. Nadie decide convertirse en yonqui. Una mañana se levanta sintiéndose muy mal y se da cuenta de que lo es.
Jamás he lamentado mi experiencia con las drogas.
(…)He aprendido la ecuación de la droga. La droga no es, como el alcohol o la hierba, un medio para incrementar el disfrute de la vida. La droga no proporciona alegría ni bienestar. Es una manera de vivir”



Quizás este fragmento sea una de las partes más emblemáticas de la novela.
Sin duda es muy ilustrativo.
La novela no es una apología de las drogas (en América sí se lo tomaron un poco así en su día) sino que cuenta de forma muy inteligente y objetiva, a pesar de tener tintes autobiográficos, una experiencia “diferente” de forma que los que no la llevamos en nuestro “Haber” podamos acercarnos a ella con una mirada nueva. No he dicho benevolente. He dicho nueva. Que conste.

Así que ya está. Otra recomendación para el saco.

Nota para alérgicos a los libros y vagos en general: Este le está gustando hasta a mi hermano, que no leía ni a tiros…Animaos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a ver si me animo a leerlo, porque con eso de vago me has clavado, xDDDD.Asi ademas conocere mejor algun q otro vecino del barrio xDDD.JP

Anikaa dijo...

Te vas a reir, pero en tí pensaba yo cuando escribí eso de la "nota" :P

A ver si te pasas un día de estos por la escuela, ¿no?

¡Cuidate!

Jorge López Fernández dijo...

Gracias por la nueva recomendación, Anikaa, aunque yo ahora tengo tres libros por leer, todos sobre directores: Scorsese, Lynch y Kubrick.

Ya que nombras a Cronenberg, comentaré que estaba deseando ver 'Eastern Promises' desde hace meses, y resulta que en mi ciudad no la han estrenado. Aún encima, todo el mundo habla maravillas de ella. Qué crueles son. XDDD

¡Un abrazo, y pásate algo por mi blog, mujer, que ya nunca te veo comentar nada :P! ;)

Anikaa dijo...

Ya bueno, es que los Cinebox dejan bastante que desear. Estrenan Cabeza de muerte y no esa.Es para matarlos. Vete por semana a Coruña o cruza los dedos para que en los Duplex hagan uso de su buen juicio :)Yo iba a ir este fin de semana a verla, pero se me ha chafado el plan :s

Que conste que te leo, aunque no diga nada, ¡eh! Es que El orfanato no la he visto y tampoco me tiene demasiada buena pinta.Es decir, no me sorprende lo que cuentas...pero no puedo opinar!!!
La semana pasada fuí a ver Caótica Ana (qué chasco, ¿la has visto?) e intentaré ver esta semana La extraña que hay en tí. A ver si hay más suerte :D

¡Cuidate mucho!

Jorge López Fernández dijo...

Lo de Cinebox no tiene nombre. Su cartelera actual es penosa, salvándose sólo un par de pelis, y puede incluso que 'El orfanato' sea la mejor que dan en estos momentos, lo que ya es decir. Por cierto, no entiendo lo que le pasa a la gente con esta peli, calificándola muchos con un 9. Parece que no han visto casi pelis de terror en su vida. :S
Y no, no vi la peli de Medem. No me atraía especialmente, parece una peli de esas súper-modernuquis que sólo le llegan hondo al director. Una pena.
Y la peli de Jordan, pues bueno, para pasar el rato. Tiene cierto tufillo racista, como ya habrás leido en mi crítica, y eso resulta molesto, igual que el final.
Pues no sé si la iré a ver por semana. Es que suelo preferir estar con mis colegas por semana, a ir al cine en Ferrol el sábado o el viernes. Y no, mis colegas de aquí no vienen al cine a ver una peli que elijo yo, te lo aseguro. XDDDDDDDDD
¡Un abrazo, y gracias por seguir leyéndome (y postéame una vez que veas la peli de Jodie Foster ;) )!

Francisco Machuca dijo...

Hubo una generación de escritores americanos que me siguen fascinando todavía:Burroughs,Kurg Vonnegut,Brautigan,Cheever,Carver,Baltherme.Fueron vitales para una época convulsa.Hoy ya no tenemos escritores malditos,la maldición es nuestra época.
De Burroughs la novela que más me gusta es Expreso Nova ¿la has leído? Es alucinante.
Besos.

Anikaa dijo...

No, que va, sólo he leído esta, pero si repito con Burroughs, tendré en cuenta lo que me has dicho. Gracias :) Pero antes, tomo nota de los otros escritores que has citado, de ellos sólo conozco a Carver. Así que ya ves... ¡tengo chollo para rato! ;)