11 noviembre, 2006

NOVELA DE AJEDREZ


Vuelvo por aquí, después de tanto tiempo, para hacer un breve comentario sobre una novelita que he podido leer hace un par de semanas. Digo “novelita” porque es muy corta ¡eh! No tengo el libro aquí, pero debe andar en torno a las 100 páginas. Ya veis. Se lee muy rápido… aunque no de un tirón.

La historia se desarrolla en un barco que parte desde Nueva York hacia Buenos Aires. En él viaja Czentovicz, un campeón mundial de ajedrez. Un personaje oscuro, esquivo y, contrariamente a lo que se puede suponer, con una total ausencia de brillo intelectual. Otro de los pasajeros, atraído por la posibilidad de verlo en acción, consigue retarlo a una partida. Por supuesto no tiene nada que hacer contra él. Czentovicz muestra toda su arrogancia hasta el momento en que, sorprendentemente, entra en acción otro hombre. La otra cara de la moneda. Un austriaco lúcido y misterioso. La única persona del barco (y quizás del mundo) que puede hacerle frente al campeón dignamente. Y así, de forma completamente fascinante, Stefan Zweig relata las terribles circunstancias en las que el europeo adquirió sus conocimientos ajedrecísticos…

3 comentarios:

GLI dijo...

...ya se te echaba de menos pora quí..!!
Te noto algo vaga... ¿un libro de tan solo 100 páginas?

Mike dijo...

Escalofriante....jajajajaja

Anikaa dijo...

Jejeje No estoy vaga para leer... es más bien para escribir, aunque sea sobre cosas que no tengo que inventarme... atrofia cerebrall, tío!!! Pero es que ese librito me gustó mucho...
Qué rosmones sois!!! (eso va tambiénpor ti, Mike xDDD)
Venga cuidate, y aver si me haces una visitilla por la escuela, eh! No reniegues de Ferrol, que en el fondo es encantador... (bueno, otro día más en el purgatorio por mentir....ay! qué vida! jijiji)