06 septiembre, 2005

¿QUÉ BOOM DE LAS MUJERES? (o HACIENDO AMIGOS)

Esta vez voy a copiar. No es que sea una aguerrida feminista ni nada por el estilo, pero tengo que reconocer que hay cosas que me fastidian. Vamos, que me hierve un poco la sangre, a veces, al oír ciertas cosas. Y ese tipo de cosas, por supuesto, no faltan tampoco en el mundo editorial. Lo que más me ha llamado la atención de este artículo de Laura Freixas ha sido el apartado “c”. Tal vez por el hecho de que es un poco extensible a todo en esta vida. Muchos no estaréis de acuerdo, seguramente. Yo antes también lo veía, como mínimo, exagerado. Pero en cuanto te mueves un poco por el mundo, te das cuenta que no lo es tanto. El artículo fue publicado en el número 101 de la revista Qué leer. Por si os interesa, la web de la susodicha es http://www.que-leer.com/. Algún día la pondré en el apartado de los links, pero de momento, debido a mi incompetencia informática, tengo que dejarlo aquí.

************************************************

“El boom de las mujeres” : este titular de la revista Leer (verano del 2000) resume la opinión general. “El planeta de las mujeres” tituló La Vanguardia cuando el premio lo ganó Maruja Torres, con Marcela Serrano como finalista, en 2001; y El país Semanal, con motivo del Día del Libro del 2000: “Los libros son cosa de mujeres”. Se cree, en fin, que las escritoras arrasan: que venden más que los hombres, que obtienen más premios, que ya han ganado, en fin, la batalla editorial… Y nadie tiene, por lo visto, la modesta curiosidad de ir a buscar los datos. Que son, si ustedes me lo permiten, los siguientes:
a) “Las mujeres venden más”. ¿Ah, si? ¿En qué lista de best sellers lo han visto? Porque yo, que llevo años mirándolas, siempre me encuentro lo mismo: de diez autores, dos o tres mujeres, o una, o ninguna… Resumen del 2004: entre los diez más vendidos de ficción, una sola mujer: Julia Navarro (datos de QUE LEER de enero de 2005)
b)“Las mujeres ganan la mayoría de los premios”. Vuelvo a remitirme a la estadística: de los más importantes (Alfaguara, Biblioteca Breve, Herralde, Nadal, Planeta y Primavera), en el 2004 sólo dos los ganaron mujeres (Laura Restrepo y Lucía Etxebarría). Y, por cierto, cuando se habla de premios, se olvidan los institucionales (Cervantes, Nacional de Narrativa, Poesía, etc): el año pasado, siete fueron a hombres y uno, a una mujer (Chantall Maillard). Claro que no faltará quien diga que estas lo ganaron “por ser mujeres”. Ya se sabe que cuando una mujer consigue algo, es sólo por ser mujer, mientras que cuando lo obtiene un hombre, es por sus méritos.
c)“¿Y la crítica?”. Siempre (y cuando digo siempre es siempre) que un crítico califica algo de femenino, es para denigrarlo. Un ejemplo entre mil: “…la típica y tópica novela de personajes femeninos, transmitidos por una voz brumosa, delicada y quejica que ensarta en una plúmbea cavilación general cualquier preocupación cotidiana” (Babelia, 29 de enero de 2005). ¿Para cuándo una crítica que diga, por ejemplo: “Es la típica y tópica novela de personajes masculinos, lúcidos, sarcásticos, grandes folladores –no hace falta decirlo- y de vuelta de todo”?

Total, que por una parte, se asegura que las mujeres venden más (lo cual ni siquiera es cierto), y por otra, la crítica no pierde ocasión de descalificarlas. Así se extiende la idea de un boom femenino puramente comercial, una moda, una maniobra editorial, en las antípodas de la calidad, de la alta cultura, de la literatura de verdad. Y entonces, claro, pasa lo que pasa: que cuando, por ejemplo, Babelia (el 5 de mayo de 2001) hace una lista de “los quince libros de referencia de la narrativa española después de la muerte de Franco”, todos son de hombres… En fin, chicas, que nuestro supuesto boom -¡qué boom ni que ocho cuartos!: simple normalización, y aún muy lejos de alcanzar el cincuenta por ciento- es efímero y de boquilla. No estamos dejando huella. Si hoy no figuramos en Babelia, ni a penas en la Real Academia, mañana no quedarán de nosotras ni las raspas en los libros de Histora.

NOTA: El cambio de color es mío. Y sé que a algunos hombres le puede molestar, o me tacharán de mujer frustrada. Es la reacción típica. Me da igual.

3 comentarios:

Iago dijo...

Hola!

Sin duda un comentario, el de Anikaa, propio de una mujer frustrada sexualmente que necesita descargar esta insatisfacción,como no, contra nosotros, los varones. ;)

Fuera bromas ,yo no percibo ningún boom de las mujeres en la literatura pero, por otra parte,personalmente, al escoger un libro, el sexo del escritor nunca ha sido un factor que determinase mi elección. He disfrutado y admirado el talento de autores tanto de uno como del otro sexo. Pero comprendo el enfado acerca de que cierta opinión crítica, cuando es negativa hacia un libro, sea doblemente crítica si se trata de una mujer quien la escribe. Estoy muy poco al tanto de este mundillo pero algo he percibido, por ejemplo, con el caso de Lucia Etxebarría. Esto tb. pasa en la política y en otros ámbitos, se me viene a la cabeza ahora el caso de Pilar Rahola (ex-diputada de ERC y que frecuentaba mucho las tertulias radiofónicas). De nuevo la crítica negativa parecía tener un plus por el factor del sexo. La sociedad "machista" sigue existiendo, el ejemplo de siempre, si una mujer se acuesta con varios hombres es una zorra, si lo hace un hombre es un machote simpático y seductor. La crítica "doblemente negativa" de la que hablo, no sólo se dá en el colectivo de la mujer, también en el caso de extranjeros o inmigrantes y otros sectores o colectivos más débiles dentro de un determinado ámbito, si se portan o actúan bien no hay problema, pero en el caso de que no ocurra asi, de que tengan algún comportamiento "desviado", es probable que tengan ese "PLUS" de censura o crítica que no tendría alguien que no perteneciese a eses determinados colectivos. Me cuesta explicar esto, es una apreciación quizá algo sutil, espero que alguien entienda lo que quiero decir, estoy un poco espeso...

Volviendo al tema del boom de las mujeres quizá esto se dé en un futuro. Parece que la estadística dice que las mujeres obtienen mejores resultados académicos que los varones, y tb. se dice que los hombres pensamos más que nada con el pene, asi que...¿Por qué no? el futuro puede ser vuestro! xD

GLI dijo...

Interesante post, pero que quede claro que el cambio de color es tuyo... Je,je,je,je... Así me gusta, los derechos de autor hay que defenderlos, sean de lo que sean! Je,je,je...

Buen Post! Por cierto, tienes un lector (iago) no relativo a arrevoire (creo)... si señor, ganando adeptos con tus propios medios!!

Anónimo dijo...

..ejem!!